Written by 20:19 Art, Destacados

OLIVA RODRÍGUEZ: EL UPCYLING COMO VISIÓN DE FUTURO

Hablamos con Oliva Rodríguez, la persona que está detrás de la cuenta de Instagram @jojo.vintage

Oliva nació en Madrid, pero vive en Málaga desde hace ya bastantes años. Estudió derecho y actualmente está opositando. La costura es de los pocos hobbie / trabajo que ha podido mantener con la oposición, ya que ésta requiere mucho tiempo y dedicación. Pero no sólo lo ha mantenido, si no que ha conseguido que sea algo fructífero y satisfactorio.

EL COMIENZO

B – ¿ De dónde proviene el nombre “Jojo.vintage” con el que te podemos encontrar en Instagram?

O – Sabía que tenía que ponerle un nombre, porque al principio era mi nombre, pero lo quise quitar por privacidad. Entonces cuando ya me hice el Instagram decidí que por un lado apareciese la palabra vintage, porque creo que define bien lo que hago, ya que la mayoría es con prendas vintage. Luego “Jojo” me pareció un nombre sencillo, gracioso y pegadizo. Este nombre viene de una novela de Michael Ende, escritor de “La Historia Interminable”, que me gustaba desde pequeñita.

B – ¿Cómo y cuándo decidiste entrar dentro de este proyecto del “upcycling”, del vintage, de remodelar prendas…?

O – A mí siempre me ha gustado hacer manualidades y cosas artesanales. Con el tema de la ropa empecé porque hace unos años me cansé del “fast fashion”, pero a la vez quería seguir teniendo ropa guay y seguir teniendo cosas nuevas, entonces empecé a remodelar mi propia ropa, es decir, transformaba una falda, que hacía mucho que no me la ponía, en un bolso o en un top. Así fue como empecé, con mi propia ropa. Cuando fui subiendo mis cosas y vi que a la gente le gustaba, comencé a adquirir prendas de segunda mano o cosas vintage y a remodelarlas para otra gente.

PROCESO CREATIVO

B – ¿Cómo comienza tu proceso creativo? ¿rediseñas atendiendo a las tendencias o te dejas llevar por tu estilo propio?

O – Depende mucho de la ropa que tenga en ese momento, de lo que tenga en mente y de las posibilidades que me aporte. Si por ejemplo tengo una camisa vieja que tiene un agujero y tengo que cortar por un lado se me acota un poco el trabajo. La verdad es que estilo propio o concreto no es que tenga, porque a mí me gustan varias cosas de diferentes estilos. Hago cosas más modernas o “underground” para gente más joven, por otro lado cosas más clásicas. Depende un poco de la prenda que tenga, no tengo un patrón ni sigo un estilo concreto.

B – ¿Qué tipología de prenda o complemento es la que más te gusta confeccionar?

O – Me gusta mucho hacer bolsos y partes de arriba, principalmente. También hago partes de abajo y vestidos, pero no me gusta tanto. Supongo que es por las dificultades que encuentro a la hora de confeccionarlos y porque me frustro mucho cuando algo no me sale bien (risas), entonces prefiero ir un poco a lo seguro.

B – ¿Hay algún denominador común en las prendas que creas (cortes, colores, etc.)?

O – Creo que lo que más llama la atención son los colores. Son todo prendas muy coloridas. También me gustan las texturas un poco más raras. Otro denominador es la ropa corta porque yo también soy bajita y me gusta que sea algo veraniego.

B – ¿Confeccionas prendas únicas o haces una pequeña tirada de prendas limitadas?

O – He de decir que yo no soy costurera profesional. Muchas veces tengo que buscar en internet o veo algo que me gusta por la calle y digo;… “me gusta el top de esa chica”… e intento imitarlo o busco cómo modificar una prenda concreta que me haya llegado. Hay veces que me salen cosas únicas, pero depende mucho de la prenda que tenga en ese momento, porque si es mucha tela, puedo hacer más cosas y si es menos hago algo más pequeño, como un bolso.

B – Actualmente muchas marcas no hacen distinción en materiales. He leído que has hecho upcycling con manteles y cortinas, pero ¿cuál es el material más raro que has utilizado?

O – Utilizo y reciclo de todo. A mí me llega un pantalón o unos leggings de mi hermana pequeña y utilizo la tela, pero es que el elástico del legging también lo guardo y lo uso para hacer otra cosa. He reutilizado mochilas y con ellas he hecho bolsos. También he reciclado manteles, sábanas, cortinas, incluso un chubasquero de mi hermana de Pepa Pig para hacerme una riñonera.

VISIÓN DE MARCA

B – ¿ Cuál crees que es tu mayor fortaleza o “skill” a la hora de promocionar tu producto o marca?

O – Es una pregunta un poco difícil. Al principio quería mantener el anonimato y no subía fotos mías, sino que hacía collage, me fotografiaba con la prenda, la recortaba y lo unía con otras cosas… Y sí que noté, cuando empecé a subir fotos con mi cara o con mi cuerpo, que la gente se animó un poco más a seguirme y a leerme y creo que generé un punto de cercanía.

La calidad de las imágenes en mi “feed” de Instagram cambió cuando hice la primera colaboración con una fotógrafa de Málaga. A partir de ahí siempre he intentado hacer fotos un poco más artísticas y cuidadas con la estética de mi marca. Ahora entro en mi perfil y digo: pues sí que me representa porque tiene todo un poco más de coherencia y de sentido.

B – ¿ Tienes algún proyecto o colaboración a la vista?

O – Ahora mismo no, porque me he estado preparando para un examen que he tenido ahora. Tengo en mente varias cosas y me gustaría colaborar con algunas personas que no son influencers profesionales. He colaborado con otras personas para hacer cosas y promocionarnos mutuamente, pero nunca he hecho esto y es un perfil que me gustaría explorar.

LA LUCHA DEL FAST FASHION VS. SLOW FASHION

B – ¿ Consideras que el consumir prendas fast fashion de manera compulsiva podrá llegar a verse tan mal como actualmente no reciclar nuestros residuos?

O – Creo que la gente está muy anestesiada con este tema al igual que con muchos otros temas sociales. Cuesta mucho darse cuenta de cuál es el impacto real, porque tú no lo estás viendo. Cuando compras una prenda no sabes lo que hay detrás. Por otra parte, creo que sí que se empieza a hablar un montón de esto. Muchas marcas de fast fashion también lo utilizan a su favor como márketing, promocionan colecciones “eco” cuando no es verdad y supongo que en unos años se verá. La moda es una de las industrias más contaminantes, entonces por algún lado tendrá que salir.

B – ¿Crees que este impulso consumista se está apagando? ¿Consideras que ahora la gente con todo el tema de la pandemia ha aflojado un poco la manera de consumir?

O – Yo creo que no. Hay gente que se lo ha planteado y que está intentando cambiar, también creo que con la pandemia hay una crisis económica incipiente, o que ya está ahí, y que hay gente que ya no se puede permitir el mismo ritmo de vida de antes, pero creo que el consumismo en vez de hacerse en la calle se hace desde casa, online. En mi calle he visto repartidores cada cinco minutos.
La gente también necesita llenar unos vacíos que ahora mismo no puede cubrir con otras cosas. Creo que hay personas que se lo replantean y que sí cambian pero es muy lento y complicado porque desde las instituciones no se promueve un consumo responsable.

OTROS CAMINOS

B – ¿Nos podrías decir o recomendar alguna tienda o marca emergente de upcycling que te guste o te inspire?

O – Sí! La verdad es que sigo a bastante gente, algunas son (@co2.upcycling), es una marca española que hace cosas reciclando y tiene un estilo propio muy moderno. Por otro lado mi amiga Regina (@rrregina.rrruss) que justo acaba de empezar su proyecto ahora y es todo también reciclado.

B – ¿Y alguna tienda vintage o sitio al que te guste ir a buscar esas prendas especiales?

O – La verdad es que yo casi todo lo que utilizo lo tengo ya o me lo donan amigas, familiares… etc. Cuando quiero algo concreto suelo ir a buscarlo, pero normalmente lo compro en tiendas solidarias. En el Rincón, Málaga, hay una tienda que es de una protectora. Allí venden ropa de segunda mano y yo también llevo cosas mías para donar. A pesar de ser una tienda pequeñita, siempre encuentro alguna cosa. Suelo comprar más en tiendas solidarias que en vintage o de segunda mano, ya que estas últimas creo que abusan un poco de su poder y se convierte en una moda elitista porque te estás comprando prendas a un precio muy superior al que las han comprado y su procedencia es la misma que las solidarias en muchas ocasiones. En Vinted si que he comprado muchas prendas que luego he modificado. El verano pasado compré un lote muy grande de camisas vintage a una mujer y cuando me llegó, es verdad que no estaban muy cuidadas, pero si que me sirvieron para hacer una pequeña colección.

B – ¿ A la hora de consumir de manera personal, consumes de otras marcas de upcycling?

O – Es que si te digo la verdad, en todo el año pasado no me compré nada de ropa. Todo lo que tengo nuevo me lo he confeccionado yo, salvo un chaquetón, que me lo compré por Vinted. Ahora siempre intento buscar a alguien que haga cosas artesanales o buscar pequeñas marcas a la hora de hacer un regalo. Casi todo lo que he regalado ha sido de pequeñas marcas y artesanos.

LA ESENCIA

B – ¿ Cómo definirías la moda?

O – ¿La moda? La moda tiene que ser algo divertido, algo que te ayude a sentirte bien contigo misma, liberador y consciente. Creo que esas tres palabras son para mí las más importantes. También debe ser inclusiva, pensar en otros cuerpos. Es curioso, porque normalmente toda la ropa me la hago para mí, aunque por mensaje privado me puedes pedir tu talla.

B – Queremos que ahora la pregunta se la hagas tú al próximo entrevistado

O – Pues… a ver… que piense.. .¿ Qué es lo que más disfruta de lo que hace? ¿Cuál es la parte de su trabajo en la que mejor se lo pasa o más le gusta?

Oliva lleva prendas confeccionadas por ella mediante el método del upcycling

Fotografía @edugomez / entrevista @begogarar

(Visited 101 times, 1 visits today)
Last modified: 27/04/2021
Close